Seguros de Salud

Tu Salud y la de los tuyos, lo más importante

Tu familia merece la mejor asistencia médica, una asistencia de calidad y adaptada a tus necesidades. Nuestros asesores te ofrecerán las mejores alternativas del mercado.

Seguros de salud en Tenerife

Ventajas de tener un seguro sanitario

Atención médica

Disfrutarás de una atención médica de calidad, con menos listas de espera y pudiendo elegir al especialista que más te guste.

Flexibilidad

Al contar con un seguro médico, tendrás mayor flexibilidad a la hora de escoger citas, así como de solicitar una segunda opinión.

Todos los seguros
Más ventajas

Gran parte de los seguros de salud, cuentan con coberturas adicionales como: cobertura accidentes laborales o cobertura gastos farmacéuticos

Seguros médicos en Tenerife

Seguros de Salud en Tenerife y Gran Canaria

Si estás buscando contratar un seguro de Salud en las islas Canarias, desde iBrok Correduría podemos ayudarte. Tenemos para tí las mejores coberturas en salud, una atención personalizada y de calidad así como ofertas muy interesantes.

Modalidades de Cuadros Médicos

En los cuadros médicos, puedes optar por dos modalidades: con copago y sin copago.

En la modalidad Copago, pagarás una prima mensual y en el momento en que acudas al médico, deberás abonar un porcentaje del coste de la consulta. Mientras que la modalidad sin Copago, solo pagas la prima correspondiente, sin tener que cancelar que realizar pagos adicionales por acudir a consulta.

Ambas modalidades incluyen hospitalización y cirugía, por lo que se constituyen en pólizas completas que cubrirán las necesidades médicas de tu familia. Podrías complementar con pólizas como el seguro dental que permitirán una asistencia médica más integral.

Lo que debes saber de los periodos de carencia

Los periodos de carencia se refieren al tiempo que transcurre desde el momento en que contratas una póliza hasta el momento en que efectivamente puedes disfrutar de sus beneficios. En otras palabras, la vigencia de la póliza de seguros de salud, en algunos casos, no es inmediata.

Generalmente, los periodos de carencia son similares en la mayoría de las empresas aseguradoras, sin embargo, es recomendable que consultes con nuestros asesores de seguros, si tienes previstas consultas médicas, cirugías u hospitalizaciones próximamente. Así  estarás totalmente seguro de que la aseguradora cubrirá los servicios médicos.

¿Buscas ofertas en seguros de salud?

En el mercado actual, es posible encontrar interesantes ofertas en seguros de salud, pero debes de asegurarte las coberturas que ofrecen como contraprestación son lo que necesitas.

Nuestra recomendación es que contactes a nuestros especialistas que evaluarán tus necesidades y te ofrecerán las mejores soluciones en seguros de salud, con aseguradoras sólidas, confiables y de calidad,  que se adapten a tu familia y presupuesto.

Confía en nosotros, te ofrecemos nuestro tiempo, conocimientos y experiencia.

Coberturas básicas del seguro de salud

Medicina primaria

Medicina primaria

Es la cobertura básica y fundamental que ha de cumplir un seguro de salud.

Hospitalización

Hospitalización

Garantiza la gratuidad de tu estancia en los hospitales de tu cuadro de salud.

Urgencias 24 horas

Urgencias 24 horas

No sabes en qué momento puedes necesitar de atención médica. Asegúrate tu seguro incluye esta cobertura.

Pruebas diagnósticas

Pruebas diagnósticas e intervenciones

Te recomendamos que el seguro que contrates incluya consultas a especialidades médicas y quirúrgicas.

Preguntas Frecuentes

Como requisito para contratar un Seguro de Salud, debes completar el llamado cuestionario de salud de manera obligatoria. Este se trata de una declaración firmada en la que se especifican las enfermedades preexistentes de los asegurados.

Existen limitaciones. La mayoría de las compañías de seguro no realizan contratos en los que se incluyan personas mayores de 64 años de edad, sin embargo, algunas empresas aseguradoras tienen planes especiales diseñados para personas que superan esa edad.

La razón es que los adultos mayores, tienen un mayor riesgo de enfermedad y con seguridad necesitan una mayor periodicidad en las revisiones médicas.

Consulta con nuestros asesores para que te orienten si necesitas asegurar una persona de edad avanzada.

Habitualmente se excluyen de la cobertura las enfermedades preexistentes o las secuelas de accidentes anteriores a la fecha de contratación. Por tal razón es que todas las aseguradoras obligan a completar el cuestionario de salud, que les permite determinar enfermedades crónicas o preexistentes o lesiones previas a la firma del contrato.

Tampoco cubren los accidentes, lesiones o malformaciones que se deriven de guerras, actos terroristas, accidentes laborales o de índole profesional o accidentes de tráfico, ya que estos son cubiertos por otro tipo de pólizas.

Los pacientes con deterioro funcional, con enfermedades crónicas o asociadas con la edad, son excluidos de los seguros de salud.

Asimismo, se excluyen del seguro de salud la asistencia médica causada por adicción a drogas, autolesiones, intento de suicidio, así como aquellas situaciones derivadas de negligencia del asegurado.

El seguro de salud no cubre la interrupción del embarazo producida de manera voluntaria, ni los partos en domicilios o alternativos. También existen limitaciones en cuanto a los trasplantes, a excepción de los de córnea y médula ósea que sí están amparados, aunque es recomendable consultar con el asesor de seguros, sobre otros tipos de trasplantes.

Además, no amparan cirugías de índole estéticas, ni cirugías refractivas como la de hipermetropía, astigmatismo y miopía.

En cuanto a productos farmacéuticos, solo cubren los administrados durante la hospitalización y los utilizados en tratamientos de quimioterapia. Quedan excluidos además los medicamentos que no cuenten autorización por las autoridades sanitarias de España.

Sí, puedes contratar un seguro de salud a pesar de estar embarazada, pero debes recordar que los seguros de salud suelen incluir una carencia para estos casos, por este motivo,  es conveniente que consultes con nuestros asesores sobre las mejores opciones para tí.

La gran mayoría de las aseguradoras cubren partos o cesáreas tras un periodo de ocho meses de la contratación de la póliza.  En lo que se refiere al seguimiento y control del embarazo, usualmente puedes asistir a consultas ginecológicas a partir del segundo mes de gestación  sin inconvenientes.